lunes, 24 de diciembre de 2012

Gracias Gorki Águila



Hoy quiero darle las gracias a Gorki Águila, a quien dedico esta entrada por ser un tipo tan retorcidamente chapucero y cutre a la hora de intentar dejar mal al socialismo cubano. Con contrincantes como usted me parece realmente increíble que alguien se trague la patraña de que Cuba es una dictadura.

Gorki Águila, cubano con nombre de novelista bolchevique es, sin embargo, un autoproclamado cantante de punk juvenil, juvenil de 40 y tantos años,  líder del grupo Porno para Ricardo, y un anticomunista que en Cuba se dice anarquista pero que, fuera, se abraza con Lech Walesa y pide a los izquierdistas occidentales que se limiten a mejorar el capitalismo. ¿Qué diría Bakunin si levantara la cabeza?


Le doy las gracias por mostrar camisetas y difundir "música" poniendo a parir a la Revolución cubana y al socialismo, dejando claro que en Cuba no se persigue a nadie por llevar mensajes de este tipo.

Le agradezco que predique usted a favor del derecho de los cubanos a entrar y salir libremente del país cuando usted entra y sale libremente de Cuba para ir a EEUU a decir que en Cuba no dejan salir a nadie.  Por cierto, y esto va para todos esos que aprovechan que son cubanos para prohibirnos a los demás que hablemos de Cuba pues, supuestamente, su pasaporte les hace ser dueños de la verdad absoluta sobre su país. Yo también tengo familia cubana y esta ha podido viajar libremente a Canarias, España. La persona en cuestión fue una prima lejana a la que un programa del malvado gobierno comunista que no deja salir a nadie le pagó el viaje para que pudiera encontrarse con sus familiares canarios. Y que nadie le busque tres pies al gato, esa prima lejana no tiene ningún cargo político ni es miembro del Partido Comunista Cubano.


Es muy cómico además que cuando usted está en EEUU cambia el discurso y en lugar de decir que no dejan salir a ningún cubano, lo que hace el gobierno es limitar la estancia a un cierto número de años, algo que se contradice con la presencia de cientos de cubanos residentes en el extranjero desde hace años, incluidos muchos de Miami a los que la oficina de intereses cubanos permite la renovación de pasaporte a sus ciudadanos.

Es de agradecer que haya puesto como emblema de la resistencia a la supuesta tiranía comunista cubana una música carrasposa y cutre como la que usted chilla.

Pero lo que más le agradezco es que haya dado usted, sin pretenderlo, una muestra tan patética de la supuesta persecución política cubana hacia su música:



Sí, como han podido ver, Gorki Águila y sus colegas berrean con total libertad en un balcón, no les reprime nadie aparte de dos vecinos cansados del ruido. Tras un rato, la única “represión” política viene de parte de un anciano encolerizado y tras el griterío, y solo tras el griterío y el escándalo, aparece un coche de la policía, como ocurriría tras un follón así en cualquier barrio del Universo. Del coche, que era uno solo, no sale absolutamente nadie y solo se queda ahí por si se vuelve a liar. Y esa es toda la terrible represión cubana, hacia un tipo que va gritando por ahí lo de “no coma tanta pinga comandante”.

Y ahora vamos con asuntos de AUTÉNTICA represión política a grupos musicales en el paraíso capitalista con el que sueña Gorki Águila, y no las patéticas performances de este personaje que solo consigue cabrear a 2 ancianos desde un balcón. Con ustedes el caso de Marc, hijo de Sam y de Pablo Hasel:





La verdad es que no comulgo en nada y hasta tengo mucho, demasiado que criticar al partido al que apoyan las dos personas que han salido en estos vídeos, pero aquí la cuestión no es esa sino la de que dos personas, por un asunto de opiniones vertidas en obras musicales, son vejadas, detenidas, llevadas de un lado a otro del país en secreto y enjuiciadas por magistrados puestos a dedo por dirigentes políticos en el paraíso del capitalismo, y todo por un delito de opinión.

Por cierto, yo la primera vez que tuve conciencia de la existencia del grupo Porno para Ricardo fue gracias a la película Habana Blues, patrocinada por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica, ICAIC, organismo del Estado que supuestamente quiere evitar a toda costa que se conozca a este grupo tan peligroso.  No sería de extrañar que te dejaran hacer lo que te de la gana para que te desacredites tú solito y es que la propaganda de este grupito es tan mala que hasta yo la pongo en mi blog.

Y ahora ya sin ironía ninguna, si critico a Gorki Águila como cantante no es porque sea mi enemigo ideológico, Elia Kazan, por ejemplo, era un anticomunista repugnante y un chivato a sueldo, pero era un gran cineasta, Frank Sinatra era otro anticomunista y amiguito de Reagan, pero ya quisiera el liendre piojoso este de Águila cantar como él.

3 comentarios:

  1. Buen blog, cada tanto me meto y leo todo. Buen material, y me gusta el banner que pusiste arriba. Segui tirando letra, abrazo grande!

    ResponderEliminar
  2. Si te hubieran llevado a 100 y aldabo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Llevaron a Gorki Águila alli? ¿Estaba allí Osvaldo Payá o estaba libre corriéndose unas juergas del 15 con uno del PP español?

      Eliminar